[vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» width=»1/1″ tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_column_text]

Cómo supere el miedo a hablar en público

Como buena eneatipo 9 del Eneagrama, siempre he preferido pasar desapercibida, estar en segundo plano. En clase nunca, y digo nunca levantaba la mano para preguntar dudas o contestar preguntas. Cuando tocaba hacer algo delante de la clase me ponía muy nerviosa y esto fue empeorando cuando fui a la Universidad y tocaba exponer trabajos. Literalmente la noche anterior no pegaba ojo.

La vida, en su infinita sabiduría, me ha guiado por caminos en los que he necesitado hablar en público. Para mi profesión, por ejemplo, es fundamental, bien sea a través de Youtube, para hacer llegar contenido, o para las presentaciones de los cursos, o en los mismos cursos.

Durante un tiempo intenté evitarlo, pero no hacía más que evitar oportunidades de crecer y desarrollarme profesionalmente. Realmente este miedo me limitaba y pude verificar una y otra vez aquella frase de Jung “A lo que te resistes, persiste”.

Así que mi objetivo número 1 en estos años ha sido superar este miedo. Empecé a aplicarme a mí misma todo lo estudiado e investigado.

Lo primero fue aceptar ese miedo, dejar de sentirme mal, saber que tuvo una intención positiva, intentaba protegerme de algo. Desde ahí tomé la firme decisión de aprender a convivir con él.

Vencer los miedos en 5 pasos:

Estos son los pasos que definitivamente me han ayudado a superar este miedo:

  1. Autoobservación. Hacernos conscientes de los pensamientos y emociones que nos está generando este miedo. Todos esos pensamientos y emociones son una ilusión creada por ese miedo. No somos esos pensamientos y emociones.
  1. Ponerle nombre. Vemos en qué nos está limitando.
  2. Sentirlo. Permitirnos experimentarlo es clave. Mediante la RESPIRACION podemos cambiar la respuesta fisiológica de estrés.
  3. Agradecer. Ese miedo tuvo una función adaptativa. El miedo es una oportunidad para superar limitaciones.
  4. Distanciarnos. Comprendemos que no nos pertenece, que ya no nos sirve.

Este es un proceso que a través de la aceptación, el no juicio y de permitirnos experimentarlo, transforma los miedos en emociones más adaptativas.

Y es que a los miedos lejos de intentar evitarlos hay que salir a buscarlos. Mirándolos a la cara se hacen más y más pequeños y comprenderemos que NO nos pertenecen.

Los miedos son solo visitantes que en algún momento quisieron protegernos, se convierten en grandes maestros que nos muestran fortalezas y acaban siendo nuestro motor y aliado para crecer y desarrollarnos.

Superar miedos es superarse a uno mismo y ese es el mayor crecimiento que podemos experimentar.

Ahora sé que cada vez que siento ese vértigo, esas mariposas, es ahí hacia donde me tengo que dirigir, es ahí donde está mi evolución y aprendizaje.

A continuación, te dejo el vídeo explicatorio de estos 5 pasos.

Me encantaría saber cuáles son tus miedos y qué crees que esconden, qué hay detrás de ellos. ;)[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=»in_container» full_screen_row_position=»middle» scene_position=»center» text_color=»dark» text_align=»left» overlay_strength=»0.3″][vc_column column_padding=»no-extra-padding» column_padding_position=»all» background_color_opacity=»1″ background_hover_color_opacity=»1″ column_shadow=»none» width=»1/1″ tablet_text_alignment=»default» phone_text_alignment=»default» column_border_width=»none» column_border_style=»solid»][vc_video link=»https://www.youtube.com/watch?v=j5362XliEDw»][/vc_column][/vc_row]

Descubre AUTENTICA-MENTE, los 3 recursos para trabajar tu autenticidad.